Pterigion

El término Pterigion viene del griego y está formado por el lexema pteryg(o) que significa ala o aleta y el sufijo de diminutivo -io(n), por lo tanto el significado seria alita o aletita. Es un tumor benigno conjuntival de forma triangular (“aletita”) que se extiende con base en la conjuntiva y vértice en la cornea. Este tumor se sitúa en la zona expuesta del ojo entre los parpados (la hendidura interpalpebral), suele ser bilateral (ambos ojos) y asimétrico, es más frecuente en el sector nasal, pero también puede presentarse en el sector temporal o en ambos.

Causa

Las causas que generan este tumor son: Genéticas personales, aquí se produce que hay familias donde todos tienen Pterigion, poblaciones de ciertas ciudades en países o etnias que presentan más incidencia. Exposición a la radiación UV, lo cual hoy en día no solo tiene relación con vivir en zonas del planeta mas ecuatorial, sino también con daño en la capa de ozono que generan mayores índices de radiación.

La sequedad del aire o falta de humedad ambiental favorece el crecimiento ya que genera un daño inflamatorio crónico sobre la zona del Pterigion, en la cual además por efecto físico se distribuye mal la lágrima.

A mayor edad hay mayor riesgo de crecimiento por deterioro personal de los tejidos por todo lo antes señalado, es por esto que esta patología no se presenta en niños (daño acumulativo).

¿En qué casos se opera?

Casi en cualquier caso debe ser operado, ya que con el tiempo a la exposición del ambiente y los años es muy probable que crezca y esto solo va a producir tener que operar igual pero una lesión mucho más grande con mayores riesgos de regeneración. Definitivamente se debe operar siempre que produzca molestias al paciente o aumenta de tamaño, ya que al acercarse a la zona pupilar va a dañar la visión del paciente.

Tratamiento Médico

No existe tratamiento médico que haga desaparecer este tumor. El uso de Lágrimas artificiales ayuda de evitar el desecamiento corneal antes señalado y con eso evitar que el Pterigion aumente de tamaño muy rápidamente.

Técnica Quirúrgica

A lo largo de las últimas décadas se han realizado múltiples técnicas quirúrgicas intentando evitar que el tumor se regenere, lo cual es el principal problema ya que cuando esto ocurre post cirugía por la inflamación tiende a crecer sobre el tamaño que tenia inicialmente. La técnica mas usada antiguamente era el arrancamiento, que consistía solo en retirar el tumor y dejar la zona tal cual post cirugía, en esta técnica la taza de regeneración es de 50 %. En los últimos años se ha utilizado la Mitomicina C intra quirúrgica aplicándola en la zona y con esto se ha logrado mejorar los resultados. La mejor técnica actual es la resección del Pterigion mas injerto autólogo de conjuntiva con trasplante limbar (con o sin queratoplastia lamelar), esta técnica tiene algunas variantes, se puede realizar con suturas no reabsorbibles (Nylon 10-0) las cuales se retiran más o menos a las 2 semanas, puede realizarse con suturas reabsorbibles (Vicryl 10-0) las cuales se caen solas, se puede no usar suturas y en este caso se utiliza adhesivos tisulares (pegamentos biológicos), esta técnica tiene el peligro que si no pega bien el injerto este se puede perder y se daña con esto los resultados y también se puede adicionar al injerto el uso de membrana amniótica la cual suministra factores biológicos muy importantes sobre todo en el caso de cirugías ya recidivadas, no debe usarse como remplazo del injerto ya que esto empeora los resultados.